Ayuda en decisiones estratégicas. Sistemas de Información.
26 mayo, 2015
Company Project Management
29 junio, 2015

Llega el dinero nuevo – Objetivo trazabilidad

La economía está dando los primeros síntomas de recuperación, y con ella las entidades comienzan a plantearse conceder dinero nuevo.

La pregunta es si todo vale en esta nueva expansión financiera, ¿se debe dar dinero a todos los proyectos? ¿cuales son los riesgos reales? ¿que hemos aprendido de la crisis? ¿cuales son los nuevos controles, si los hay, a realizar?

Las respuesta a estas preguntas es mucho más compleja de lo que pudiera parecer, nos encontramos con la perpetua dicotomía en las entidades financieras, a nivel comercial interesa crecer e incrementar las cantidades prestadas, si bien desde el punto de vista de los riesgos se plantean todo tipo de precauciones.

El análisis previo en ámbitos más amplios que los actuales y un control durante el desembolso del préstamo puede ser una solución. El concepto es cuanto mejor proyecto (entendiendo este como el fruto de un project rating, con un análisis profundo y en diferentes niveles no tenidos en cuenta hasta ahora) menos controles hay que tener, pero estos deben existir siempre y los que se han utilizado hasta la fecha han demostrado ser obsoletos.

Se puede pensar que en los nuevos proyectos no hay que controlar tanto el dinero, puesto que el crecimiento de la economía, aunque la cantidad prestada no haya ido solo destinada al proyecto, absorberá los diferenciales y las cantidades podrán ser retornadas con éxito y buenos beneficios para la entidad. Esto puede llegar a ser verdad en gran número de proyectos que hayan pasado un adecuado project rating.

Si bien hay una serie de elementos que deberían ser controlados, como por ejemplo la trazabilidad del euro, asegurándose que todos los proveedores que intervienen en el proceso cobren los honorarios que se les deben evitando que el dinero se desvíe a otros asuntos aumentando posteriormente la deuda. Existen otros factores a controlar como los riesgos de proyecto o los fallos en las previsiones que suponen mayor incremento de la necesidad financiera que muchas veces tiene que ser soportado por la entidad.

El otro factor clave es entrega del total de la financiación a hitos no solo de proyectos sino documentales.

Si al dinero nuevo, pero con un project rating previo y control durante el proceso, reteniendo cantidades hasta el cumplimiento de hitos clave del proyecto.