Inaugurado Hotel 5* G.L. en Fuerteventura
10 julio, 2014
Obtenida licencia de primera ocupación en Mataró
10 julio, 2014

Intervención temprana en activos dudosos

En economía el tiempo es dinero. Cuanto menos se tarda en poner un activo en valor mayor será la rentabilidad obtenida o menor la perdida en caso de que no haya posibilidad de obtener rentabilidad. Este aspecto se observa claramente en las inversiones realizadas por el sistema financiero español en el sector inmobiliario. Colapsado este, las EEFF procedieron a la creación de departamentos de recuperaciones de activos financiados por créditos fallidos. Se pusieron en marcha los mecanismos jurídicos que permitían: bien ejecutar las garantías, bien proceder a la compra de los mismos. Estos procesos de digestión del ladrillo conllevan unos plazos que en ocasiones superan el par de años. La cuestión es que durante ese proceso los activos quedan en una situación de abandono con efectos negativos en el valor de los mismos. Nos referimos a licencias caducadas, deterioro de obras, robos, perdidas de dotaciones urbanísticas, paralización de expedientes…

Si bien es cierto que las circunstancias en la relación con los clientes de las EEFF dificulta en muchos casos cualquier tipo de intervención, se dan también múltiples expedientes donde es  posible realizar una intervención temprana para seguir desarrollando los diferentes activos o llevar a cabo acciones de manera que no pierdan valor.

De esta forma una vez que el activo pase a formar parte de los inmuebles adjudicados se habrá obtenido un avance previo en el desarrollo del mismo que nos permitirá ganar ese valioso tiempo. Ejemplos de este tipo son la finalización de obras de urbanización, la participación activa en la gestión de suelos, convenios y prorrogas con organismos oficiales y otros socios…Un ejemplo de atención temprana gestionado por uP project ha sido un expediente finalmente adjudicado a la entidad financiera en subasta donde se ha conseguido con la autorización del cliente ejecutado llevar a cabo un convenio con el ayuntamiento, finalizar las obras de urbanización, cobrar a los junteros, y obtener la recepción de la urbanización. De forma que la entidad financiera que ha confiado en nuestros servicios posee ahora un suelo finalista a su disposición. Si no se hubiera efectuado el plan de intervención temprana posiblemente se habrían ejecutado los avales de urbanización y harían falta meses para contar con un activo en su fase final de desarrollo.